Su obra Opio en las nubes, es considerada por muchos una de las más importantes de la narrativa colombiana de los ’90; para otros, otro libro del que no vale la pena hablar.

No obstante, Chaparro Madiedo, fue ganador de un concurso universitario que realizaba el Instituto Colombiano para el Fomento a la Educación Superior-ICFES. A continuación, algunos de sus textos, tomados del Blog Ambulancia con Whisky:

 

***

Un ave pasó regando cielo
sobre la selva negra
en praderas de sangre
reflejó múltiples lunas se hierba
y cauces de agua pesada

Frente a un arroyo de la noche
dio nombre a cuatro dioses vagabundos:
Tierra, Viento y Fuego
pero sólo a ti te dio un nombre
que nadie quiere olvidar:
Muerte.

Lunas

No me mires
cuando la luna se estremezca
en mil temblores fulgurosos

No me hables
cuando comparta mi pan
con los habitantes de la Tiniebla
porque entonces mi sombra te cubrirá como una niebla

Sólo espérame en el filo de la realidad
donde la púrpura profunda de Dios
se desangra sobre mi sangre.

El río de los hombres

Cruzar el cauce de la niebla
eso nada más,
Entrar bajo el árbol
y buscar la sombra de oro
de alguna fruta profunda.

Recoger el rastro herido
de algún ave sobre espejos de metal
cuando el mar acoja
en su silencio
la miel de los bosques
el cielo de las fieras
y el río de los hombres: Sangre.

 

Anuncios