En poesía, el asunto de las traducciones resulta un laberinto imposible. Un caso famoso es El Cuervo (1845), de Edgar Allan Poe, cuya composición obedece a un enorme trabajo con la musicalidad del lenguaje. A partir de dicha musicalidad, se logra el efecto que el poema busca en el espectador que la situación en él descrita busca.

A continuación, una maravillosa lectura en la voz del prestigioso actor de películas de terror Vincent Price. Quien quiera seguir el texto, lo puede encontrar en inglés acá.

Y bueno, no es posible hablar de Vincent Price sin recurrir al homenaje que le hace Tim Burton:

Anuncios