En mi caso -disculparán los que odian el lugar común-, todo comenzó con Cortázar. Tenía 17 años y me sentía desubicado: había empezado una carrera que odiaba y, aunque me esforzaba en mis estudios, los resultados eran menos que mediocres.... Seguir leyendo →

Anuncios